Ermitaños de Pandemia: Síndrome Hikikomori

  1. Página principal
  2. Blog
  3. Ermitaños de Pandemia: Síndrome Hikikomori
Ermitaños de Pandemia: Síndrome Hikikomori

Ermitaños de Pandemia: Síndrome Hikikomori

Aislamiento Social Voluntario


El Síndrome Hikikomori es un trastorno que afecta a las habilidades sociales. Se caracteriza por presentar un comportamiento asocial y de evasión. Básicamente se podría definir como el abandono de la sociedad o el reclusión social voluntaria.


La palabra hikikomori fue acuñada por el psicólogo Tamaki Saitō y aparece por primera vez en su libro “Hikikomori: Adolescence without End”, en 1998. Esta palabra deriva de verbo hiki, que podría traducirse como “retirarse o atrincherarse”, y de komoru, que significa “entrar”.


Causas del Síndrome Hikikomori


Existen muchas teorías sobre las causas o motivos que llevan a las personas, especialmente los jóvenes a aislarse de sus círculos sociales al punto del aislamiento social o la reclusión voluntaria. En un primer momento se planteó como principal causa los videojuegos, las nuevas tecnologías e Internet.


Sin embargo, poco a poco han ido tomando fuerza otros factores como el estrés, el acoso escolar y la sobreprotección familiar. Aunque hay también factores más complejos que provocan el aislamiento social.


Según estudio de la Universidad de Almería llevado a cabo con niños y adolescentes españoles e italianos de 3 a 18 años, indicó que 8 de cada 10 niños han padecido dificultad de concentración (77%); seguido de aburrimiento (52%); irritabilidad e inquietud (39%); preocupación y discusión familiar (30%)y dependencia de los padres y ansiedad (28%).


¿Cómo combatir el aislamiento social?


Lo más importante para combatir el aislamiento social e integrar a los jóvenes hikikomoris es recuperar la normalidad. Como se trata de una situación que escapa de los padres o familias, es conveniente realizar algunas actividades especiales o recurrir a la ayuda de un especialista como es un coach.


Debemos recordar que las personas que sufren el síndrome de aislamiento social, no suelen pedir ayuda, normalmente no son conscientes de su estilo de vida y los familiares tienen miedo a intervenir al tratarse de una edad complicada, en la que todo comportamiento diferente se culpa a la adolescencia.


Es muy apropiado recurrir a las tecnologías como Internet, aprovechando la dependencia de este medio para que los jóvenes puedan realizar sesiones de coaching online. Es un paso decisivo para que puedan recuperar la confianza y decidan someterse a intervenciones cara a cara, que incluyen medicación, actividades grupales con personas en la misma situación, entrenamiento en habilidades sociales.


Te invitamos a descubrir los servicios de acompañamiento que nuestros coaches pueden ofrecer.


¿Te ha gustado este artículo?






Añadir comentarios: